Marta y Miguel

Un color: el burdeos. El color del vino, de las parras de su infancia.

Olor a campo, a la elegancia de la naturaleza. Así se dieron el ¡Sí, quiero!

Marta y Miguel buscaban que su gran dñta brillase desde la sencillez y la elegancia de los rústico. Para ello, creamos un espacio cuidado en consonancia con la boda Viña santa Marina, donde decidieron celebrar su gran día. Tonos tierras, combinados con distintos tonos de burdeos fueron la paleta elegida. Un gran espacio de foto para los recuerdos grupales y gran seating, creado a mano sobre bolsas de Kraft con una luz ténue.

 

Fotos: @isabelbuenofotografía

Vestido novia : @diegoestrada

Zapatos novia: @justene

Venue: Viñas Santa Marina

Decoración y coordinación: Essencias de Boda